¿Quién inventó realmente la imprenta?

0

imprenta

Siempre se ha atribuido a Johannes Gutemberg la invención de la imprenta. Ciertamente, la contribución del orfebre alemán del siglo XV a la tecnología fue revolucionaria, y posibilitó la producción en masa de libros y una veloz diseminación del conocimiento en toda Europa. Sin embargo, la historia de la imprenta comienza mucho antes de los tiempos de Gutemberg.

Según nos explican desde la imprenta online SoloImprenta, cerca de 600 años antes de Gutemberg, había monjes en China y en Japón que imprimían tinta sobre papel usando un método conocido como impresión en bloques, en el que se empapaban bloques de madera con tinta y se presionaban contra hojas de papel. Este método era en realidad una readaptación de la xilografía que ya se empleaba en la antigüedad (tanto en Asia como en Europa) para imprimir imágenes sobre telas. Algunos de los textos más antiguos que se conservan realizados con esta técnica son libros budistas y taoístas del siglo IX.  Todavía no había llegado entonces el papel a Europa (sería introducido por los árabes en a través de España a partir del siglo X), y esta técnica xilográfica para imprimir textos no empezaría a emplearse en el continente europeo para algunos usos concretos, como reproducir folletos o naipes, hasta el siglo XIII. Pero era una técnica laboriosa, al igual que la copia manuscrita, y por eso los libros en aquella época eran muy caros y poca gente podía comprarlos.

BiSheng

Bi Sheng

En la China del siglo XI, la impresión de textos con bloques de madera sufrió un avance importante cuando un campesino chino llamado Bi Sheng desarrolló el primer tipo móvil. Aunque no quedaron muchos registros sobre el inventor, su invento sí fue documentado por coetáneos suyos y propuesto como un método que permitiría crear miles de copias de cualquier documento de manera rápida.

El método, que empleaba pequeñas piezas de porcelana, cada una con su símbolo, no fue sin embargo adoptado rápidamente, y se siguieron usando los viejos bloques de madera durante algunos siglos más. Todo lo contrario sucedió después en Europa, en donde los tipos móviles de Gutemberg tuvieron una rápida expansión. Se achaca la lentitud en su adopción en Asia al tipo de escritura que emplean las lenguas asiáticas, donde cada palabra es representada por un símbolo, lo que hace que se necesiten miles de tipos móviles diferentes para crear los textos, a diferencia del más sencillo sistema alfabético empleado por las lenguas occidentales.

El sistema de Gutemberg introdujo además una ventaja sobre los tipos móviles chinos: en vez de aplicarse manualmente las hileras de tipos sobre el papel, ingenió un aparato que mecanizaba el proceso haciéndolo más rápido y eficiente. Pocos años después su imprenta de tipos móviles llegaba a países vecinos como Italia o Francia. Fue aquel uno de los hitos que contribuyó al ocaso de la Edad Media y el inicio de una nueva era, la Moderna, en la que la difusión de los libros y la cultura cobró un impulso nunca antes visto.

Share.

About Author

Jolub

Propietario del Blog, Ingeniero Electrónico, Diseñador Gráfico, Astrónomo Aficionado, amante del Mundo Digital, Gamer y sobre todo amante de la Tecnología.

Leave A Reply